25 abr. 2011

Testimonio

La nota que sigue a continuación, la ha escrito alguién en relación al post anterior "Entre locos y caretas". Le ofrecimos, por la enorme experiencia que expresa y la fuerte denuncia social, que nos permita publicarla. Acá va, tal cual la escribió:

En referencia a la nota “entre locos y caretas” quería contar un poco mi experiencia personal y mi confidencia con su enfoque de la cuestión, pero centrarme mas en los huesos duros de roer o los que muerden el cordón.
Hace tres año que soy dependiente de la cocina, he pasado por tres internaciones que no fueron nada positivas, la primera fue en REMAR, una secta religiosa que junta mano de obra barata no, digo mejor, regalada. Para producir sus campos como excusa de que el trabajo es la mejor forma de rehabilitarse(termino muy ambiguo por cierto)estas encerrado desde el momento que llegas, no existe medicación alguna, solo la palabra de dios y la oración, el concepto es que hay dos mundos, el de REMAR y el otro, lleno de vicios y pecados, a esta organización el estado encargado del narcotráfico en la argentina lo financia através de becas para los enfermos.
después de esto pase un año y medio en pareja,(persona a la que hice sufrir mucho) trabajando 12hs diarias en la fabrica(no importa cual) pero no con un consumo diario sino mensual( piloteándola como quien dice) hasta que exploto todo de nuevo, mi segunda internacion fue en una clínica siquiátrica (morra) me cambiaron una droga por otra, después de este viaje con pastillas e inyecciones me encontré totalmente deformado físicamente por la cantidad de drogas que me suministraban, en fin ,fue cambiar una por otra… después fui a una comunidad abierta ,!que de abierta no tenia nada!,se llama UN MUNDO MEJOR pase un mes y dos semanas en una celda de 10 por 7 junto con seis jóvenes mas… la comida era de perros y no se nos permitía pisar el patio hasta cumplir los dos meses , no existían terapeutas y no existen todavía, sino estudiantes ,pongámosle de segundo año de derecho BECADO por el estado para cuidarnos, la medicación venia en un frasquito junto con agua, a mas de uno le paso que se contractura, era trágico, nadie podía entrar ni salir , nunca llamaron a un medico, esto fue hasta que pude fugarme… es muy difícil convivir con semejante enfermedad que se mezcla con acciones de lumpenage ,delictivas (acciones que no creo sea necesario enumerar) pero que no deja de ser una enfermedad tratable y de recuperación total. Cosa a la que aspiro hoy mas que nunca.

Conocí también el IPAD( Instituto Provincial del Alcoholismo y la Drogadicción
) el método es simple…muchas pastillas, camas meadas .cadenas para los rebeldes y una triple diaria, existe también un lugar mucho peor del estado, se llama casa del joven , es complejo semi carcelario pero peor, el habitad se sincuscribe a un cuarto de dos metros por tres con unas dos salidas de media hora por día, te mantienen sumergidos en un estado farmacológico que hace imposible cualquier tratamiento psicológico o terapéutico.
Esto es todo lo que el estado puede ofrecer, por supuesto, existe infinidad de ONGs con características iguales financiadas a trabes de becas estatales, pero no es la cuestión enumerarlas sino mejor preguntarnos, por lo menos de los que ya son un hueso duro de roer( enfermo grave), quien le da una salida, podemos empezar diciendo que estos lugares y métodos no. pero al cual hay que contraponerle una salida que solo la pueden dar los trabajadores de la salud especialistas en el temas junto con los familiares de las victimas, digo victimas por que el droga dependiente es empujado al consumo y abuso de sustancias si coactivas, ya que su vida esta en un compartimento estanco de una fabrica con la explotación diaria que esto significa o la desocupación y marginación que llena los márgenes de las ciudades .“La lucha por la legalización de todas las sustancias es esencialmente para cuidar al desafortunado (o al enfermo lisa y llanamente) de la comisaría, la alcaldía o el presidio.”
“hay que sortear la maldita ilegalidad que beneficia a los poderosos, esclaviza al que la siembra y penaliza al consumidor”.
coincido plenamente con este planteo del ”El ultimo Dodo“, pero no con esperar que aterricen, hay que bajarlos del viaje con una política activa de organización clasista, de coordinación de las lucha , en defensa de los trabajadores, estudiantes y luchadores perseguidos. Por sacarnos a los mandíbuleros de la burocracia sindical de encima.
El alcoholismo en la argentina ya tiene dos millones de adictos , la cocaína es mas popular(en su venta y consumo) que la mariguana, el paco amontona miles de pibes en las calles, es un problema generacional que no podemos dejar de cuestionar y plantear una salida política . en mi caso revolucionaria , no coincido en que tenemos que esperar “que algún día andemos juntos por el camino que hemos elegido. y que Por el momento les deseamos un buen viaje y que les sea ameno el aterrizaje.”

Por mi parte el 11 de enero de este año ingrese, con un gran apoyo de mi familia, como internado en la clínica Mellar, en la cual pase tres procesos importantes y necesario del tratamiento de mi enfermedad .abstinencia, depresión y recuperación de la coherencia y el auto estima. Llevo ya tres meses que los considero muy fructíferos ya que pude tener todas la herramientas terapéuticas necesarias. Tratamiento psicológico, siquiátrica y contención física.
En este momento gozo de un buen estado de salud
La internacion es solo el principio de un largo tratamiento que realizare en el programa sol(ONG),las características del mismo son contención diaria y psicológico, tiene carácter de ambulatorio una series de normas y pautas por un año. es un control estricto con una rutina diaria programada con los profesionales dado que no soy abusador de drogas sino dependiente.


Estoy muy contento de poder estar en esta segunda etapa que voy a encarar con seriedad, firmeza y responsabilidad.
No me quiero olvidar de mencionar que solo pude hacer un tratamiento gracias a que tengo obra social.
¿y los miles de jóvenes y adultos que no tienen?.


bladymir

No hay comentarios:

Publicar un comentario