20 abr. 2011

Entre locos y caretas

El hecho de trabajar cada semana en un horario diferente es una desgracia. Sobre todo cuando en viernes nos encuentra fichando mientras nos caen mensajes con propuestas de salidas .Pero de alguna manera nos la rebuscamos para traer hasta nosotros el esparcimiento que tanto nos merecemos.

Aunque la sensación térmica este templada alguno se viene con un camperon y disimula una botellita de fernet. Otro abre un tablero de iluminación que en realidad encierra una radio improvisada. Uno le plantea que siempre ponemos cumbia y rocanrol pero nunca suena folclore. Otro menos quejosos buscan el hielo y lo mas laboriosos preparan la picada.

Enjaulados en un galpón de tinglado vamos improvisando nuestra propia juerguita. Preparados para una visita inesperada, con hábiles reflejos no habrá evidencia de la pequeña hazaña. Ni bien el clima permisivo asome la cabeza el bar casero de los operarios aparecerá nuevamente entre las maquinas.

Bajo el mismo uniforme diferentes generaciones conviven. Los mas viejos bajan tan rápido las jarras de "agua sucia" que parecen pinchadas. La gente grande , los de mayos antigüedad, ese compañero que solo después de un tiempito dejamos de tutea , tienen mucha que enseñar sobre el arte de mantenerse en pie después de una noche etílica.

Pero estos mismos señores desaprueban con firmeza al "pibe" que vuelve del fondo con gafas de protección espejadas y riéndose a los gritos. Alguna vez Gardel canto "los muchachos de antes no usaban gomina , no se conocían cocó ni morfina" , muchas décadas después de que el Zorzal Criollo habite en la Chacarita hay viejos que siguen resongando como estos versos. No importa todas las veces que el alcohol les haya hecho sinuoso el camino al hogar. No importa el sudor frio mientras un clinico abria los resultados del hepatograma. El alcohol es publico y legal , no se encuentra tras la barrera legislativa donde esta la droga.

La droga , el drogadicto en despectivo , el drogadependiente si lo dicen en la tele. El falopero si es el que nos robo el otro día, porque es moneda corriente para algunos que la gente roba por drogadicta y no por necesitada. Solo dicen el enfermo si se trata de un pariente cercano , lo que les produce una vergüenza angustiante.

Es difícil dialogar con los prejuicios. Lo mas jóvenes responden cualquier pizca de comentario para defenderse pero también para hacer apología del placer de pegarse un buen viaje. Los caretas son los frígidos del mambo. . Mientras se bardea al caretaje los chicos empiezan la charla sobre las visicitudes de los viajes y viajeros.

Es sabido que la legalización de la marihuana llegará algún día. Será por fuerza de razón o por sumar adeptos pero algún día lograremos fumar tranquilos en las plazas. Mientras tanto hay que sortear la maldita ilegalidad que beneficia a los poderosos, esclaviza al que la siembra y penaliza al consumidor. El bagullo es deseado pero perseguido, en pasamanos se va desmembrando, llega finalmente para calmar la ansiedad pero revivir la paranoia. Esta misma persecuta le advirtió a un operario veinteañero no plantar aquella semilla, a ver si terminaban sus ramas capturadas por la racia, dejando una causa en su prontuario mientras la evidencia se acurrucaba en los bolsillos de los canas.

Todo esto es tan obvio como la mansedumbre del fumón promedio. Es tanta la fuerza subterránea de este reclamo que hasta el gorilon devenido en progresista - Aníbal Fernández - ha hecho alguna declaración polémica sobre el tema. Pero bigote solo piensa en instalar su imagen en el sector juvenil y seria fantasioso esperar semejante muestra de radicalidad. El ministro fue señalado por Solari como "un ricotero por excelencia" pero jamás sentirá en carne propia el acoso policial de los que fueron a Tandil , Salta o el triste final que encontró el nunca olvidado Walter Bulacio.

Pero la charla del viernes sigue con nuevos condimentos. Recién salido del horno se arrima otro compañero de trabajo. Trae los ojos brillosos de un animal embalsamado. Fuma un cigarrillo en tres pitadas hasta que la brasa rosa el filtro. Se suma a la charla con la voz entrecortada y empezamos a hablar sobre la separación entre la marihuana y las llamadas drogas "duras".

La mayoría de gente que apoya la libertad de fumar marihuana rechaza que la cocaina sea legal. Lo loco de este tipo de pensamiento es que nuestro supuesto protector - el estado - es a la vez el que contribuye en organizar el narcotráfico. ¿Que interés puede tener en nuestro bienestar nuestros captores? La lucha por la legalización de todas las sustancias es esencialmente para cuidar al desafortunado (o al enfermo lisa y llanamente) de la comisaría, la alcaldía o el presidio.

Es cierto que las adicciones se roban tu libertad. Por eso mientras queremos que el mambo salga de la ilegalidad también queremos el derecho al rescate. Las empresas son particularmente hipócritas con este tema. Primero piden que trabajes

doce horas y fines de semana , te separan de su familia , destruyen nuestra integridad física, nos el terror diciéndonos que nuestra fuente de trabajo esta permanentemente en riesgo. Así la maltrecha psicología del compañero busca una muleta en alguna toxina. Si el lunes no aparece porque se paso de rosca es perseguido como un vago que merecido tiene el castigo.

Esta victima encontrara muchas veces en su contra el sentido común. Su despido podría pasar como un hecho lógico para el caretaje. Tan justificado como si hubiese robado. La victima también encuentra que el sindicato y sus congresales mandibuleros no mueven un pelo y si lo hacen quedara en deuda hasta que con algún servicio de lacayo retribuya el favor. Los hospitales estarán tan saturados y con casos tan graves que a lo sumo le tiran una tableta de comprimidos. Esta solo y en el mejor de lo casos lo aguanta su familia y algunos amigos. Por eso , legalizar las drogas y combatir la criminalizacion del consumidor es para protegerlo. Pero también hay que atacar las causas de este mal tan extendido.

Si existe un punto escabroso en este debate es el paco. Hasta los pibes mas perspicaces , hasta los mas anarquistas consideran que la legalización del consumo de paco traería graves consecuencias. Pero los pobres mas pobres están tan jugados que poco les importa violar la ley. Si se los sigue deteniendo solo sirve para que además de una existencia miserable terminen temblando de abstinencia en un calabozo donde algún policía lo tortura a las patadas.

El propio sistema necesita del paco para eliminar la descomposición de miles de pendejos pobres sin esperanza de vida.

Por cada paquero que se inicia hay dos pobres que nacen. Este sin fin de marginalidad engorda las filas de la barbarie en los bordes de la civilización. Acordonados entre los controles policiales y los paredones alambrados de los countries las villas de emergencia son tan naturales del capitalismo como el crimen vulgar o la explotación.

De pronto suena la sirena y la charla se deshace. Vamos cruzando los portones mientras amanece para llegar a nuestras casas.

El lunes tenemos que estar de vuelta, así otra vez. La misma rutina que va oxidando nuestra vidas. El paliativo de la locura alienante esta en los ideales de progreso , de conseguirnos un baldío y de a poco construir nuestra propia casa. De tener nuestra familia y un auto para llevarlos a pasear los domingos. Asi esperar trabajando el paso de los años , esperando que nuestro hijos tengan un mejor destino , que puedan estudiar y trepen en la pirámide de la sociedad.

Para nosotros quedará la suerte de llegar a viejos y la desgracia de ser un jubilado. Las drogas son también un mundo de imágenes, de espejismos coloridos que nos abstraen de la monotonía. Un pasatiempo, una diversión o una bocanada de aire nuevo.

Pero esa fantasía no existe y ni bien se acaba la función estamos de vuelta con los pies en este mundo.

Este mundo es como es con un gramo de nuestra complicidad silenciosa. Cuando el silencio nos asfixia y explotamos todos juntos , empieza nuestro cerebro a imaginar una fantasía realizable mas cercana a nuestras manos que cualquier flash de la lisergia.

No existe droga que se compare con esta psicodelia. Con soñar maquinas esclavizadas por nuestras necesidades , por el fin del dinero, con la liberación total y plena de todos los individuos , hombres y mujeres. Cuando uno empieza a entender estas cosas valora la libertad retaceada que posee y como utilizarla para estos fines. En este amor por la vida esta el resguardo a inutilizar nuestras neuronas así sea por quemarlas con sustancias o librarlas a la idiotez.

Algunos que siguieron de largo son huesos duros de roer y es difícil traerlos hasta la tierra de los vivos. Otros la van piloteando y muerden el cordón de vez en cuando. Esperamos que algún día andemos juntos por el camino que hemos elegido. Por el momento les deseamos un buen viaje y que les sea ameno el aterrizaje.

El Último Dodo.



13 comentarios:

  1. Hasta ahora habia estado siguiendo el blog equivocado...saludo esas pinceladas escritas

    ResponderEliminar
  2. muy interesante la opinion. el punto mas interesante me parece es que esto es asi con un gramo de nuestra complicidad silenciosa... me parece cierto y triste. ahora bien, no podemos depositar nuestra confianza en los gobernantes para que la legalizen o legalizen las sustancias que deseamos, debemos legalizarlas nosotros mismos! saludos! Lihue.

    ResponderEliminar
  3. Excelente post, estimado.

    ResponderEliminar
  4. En referencia a la nota “entre locos y caretas” quería contar un poco mi experiencia personal y mi confidencia con su enfoque de la cuestión, pero centrarme mas en los huesos duros de roer o los que muerden el cordón.
    Hace tres año que soy dependiente de la cocina, he pasado por tres internaciones que no fueron nada positivas, la primera fue en REMAR, una secta religiosa que junta mano de obra barata no, digo mejor, regalada. Para producir sus campos como excusa de que el trabajo es la mejor forma de rehabilitarse(termino muy ambiguo por cierto)estas encerrado desde el momento que llegas, no existe medicación alguna, solo la palabra de dios y la oración, el concepto es que hay dos mundos, el de REMAR y el otro, lleno de vicios y pecados, a esta organización el estado encargado del narcotráfico en la argentina lo financia através de becas para los enfermos.
    después de esto pase un año y medio en pareja,(persona a la que hice sufrir mucho) trabajando 12hs diarias en la fabrica(no importa cual) pero no con un consumo diario sino mensual( piloteándola como quien dice) hasta que exploto todo de nuevo, mi segunda internacion fue en una clínica siquiátrica (morra) me cambiaron una droga por otra, después de este viaje con pastillas e inyecciones me encontré totalmente deformado físicamente por la cantidad de drogas que me suministraban, en fin ,fue cambiar una por otra… después fui a una comunidad abierta ,!que de abierta no tenia nada!,se llama UN MUNDO MEJOR pase un mes y dos semanas en una celda de 10 por 7 junto con seis jóvenes mas… la comida era de perros y no se nos permitía pisar el patio hasta cumplir los dos meses , no existían terapeutas y no existen todavía, sino estudiantes ,pongámosle de segundo año de derecho BECADO por el estado para cuidarnos, la medicación venia en un frasquito junto con agua, a mas de uno le paso que se contractura, era trágico, nadie podía entrar ni salir , nunca

    ResponderEliminar
  5. llamaron a un medico, esto fue hasta que pude fugarme… es muy difícil convivir con semejante enfermedad que se mezcla con acciones de lumpenage ,delictivas (acciones que no creo sea necesario enumerar) pero que no deja de ser una enfermedad tratable y de recuperación total. Cosa a la que aspiro hoy mas que nunca.
    Conocí también el IPAD( Instituto Provincial del Alcoholismo y la Drogadicción
    ) el método es simple…muchas pastillas, camas meadas .cadenas para los rebeldes y una triple diaria, existe también un lugar mucho peor del estado, se llama casa del joven , es complejo semi carcelario pero peor, el habitad se sincuscribe a un cuarto de dos metros por tres con unas dos salidas de media hora por día, te mantienen sumergidos en un estado farmacológico que hace imposible cualquier tratamiento psicológico o terapéutico.
    Esto es todo lo que el estado puede ofrecer, por supuesto, existe infinidad de ONGs con características iguales financiadas a trabes de becas estatales, pero no es la cuestión enumerarlas sino mejor preguntarnos, por lo menos de los que ya son un hueso duro de roer( enfermo grave), quien le da una salida, podemos empezar diciendo que estos lugares y métodos no. pero al cual hay que contraponerle una salida que solo la pueden dar los trabajadores de la salud especialistas en el temas junto con los familiares de las victimas, digo victimas por que el droga dependiente es empujado al consumo y abuso de sustancias si coactivas, ya que su vida esta en un compartimento estanco de una fabrica con la explotación diaria que esto significa o la desocupación y marginación que llena los márgenes de las ciudades .“La lucha por la legalización de todas las sustancias es esencialmente para cuidar al desafortunado (o al enfermo lisa y llanamente) de la comisaría, la alcaldía o el presidio.”
    “hay que sortear la maldita ilegalidad que beneficia a los poderosos, esclaviza al que la siembra y penaliza al consumidor”.
    coincido plenamente con este planteo del ”El ultimo Dodo“, pero no con esperar que aterricen, hay que bajarlos del viaje con una política activa de organización clasista, de coordinación de las lucha , en defensa de los trabajadores, estudiantes y luchadores perseguidos. Por sacarnos a los mandíbuleros de la burocracia sindical de encima.
    El alcoholismo en la argentina ya tiene dos millones de adictos , la cocaína es mas popular(en su venta y consumo) que la mariguana, el paco amontona miles de pibes en las calles, es un problema generacional que no podemos dejar de cuestionar y plantear una salida política . en mi caso revolucionaria , no coincido en que tenemos que esperar “que algún día andemos juntos por el camino que hemos elegido. y que Por el momento les deseamos un buen viaje y que les sea ameno el aterrizaje.”

    Por mi parte el 11 de enero de este año ingrese, con un gran apoyo de mi familia, como internado en la clínica Mellar, en la cual pase tres procesos importantes y necesario del tratamiento de mi enfermedad .abstinencia, depresión y recuperación de la coherencia y el auto estima. Llevo ya tres meses que los considero muy fructíferos ya que pude tener todas la herramientas terapéuticas necesarias. Tratamiento psicológico, siquiátrica y contención física.
    En este momento gozo de un buen estado de salud
    La internacion es solo el principio de un largo tratamiento que realizare en el programa sol(ONG),las características del mismo son contención diaria y psicológico, tiene carácter de ambulatorio una series de normas y pautas por un año. es un control estricto con una rutina diaria programada con los profesionales dado que no soy abusador de drogas sino dependiente.


    Estoy muy contento de poder estar en esta segunda etapa que voy a encarar con seriedad, firmeza y responsabilidad.
    No me quiero olvidar de mencionar que solo pude hacer un tratamiento gracias a que tengo obra social.
    ¿y los miles de jóvenes y adultos que no tienen?.
    bladymir

    ResponderEliminar
  6. Esta nota nos trajo muchos mensajes, lo que confirma lo necesario del debate en cuestión. El último comentario, el de Bladymir, es una denuncia brutal y directa de como el estado trata el tema de las drogas y los que la padecen, y la necesidad de tener una política activa y clara.
    Por supuesto que tenemos acuerdo con esta crítica, y los que hacemos este blog suscribimos al manifiesto de la juventud del PTS que versa en un apartado especial sobre el tema. Siendo conscientes igual, de que hay que desarrollar mucho mas sobre estos aspectos.
    Nuestras notas, en general, están escritas de una manera mas abierta y "oracular" (onda los oráculos griegos, que de eran susceptibles de varias interpretaciones), buscando así golpear con temas duros, sacar tabúes y avanzar en una reflexión en clave revolucionaria.
    Igual, vendrán mas notas en el mismo sentido. El Último Dodo, igual, le propuso a la redacción, ofrecerte Bladymir, transformar tu historia, en una nota, o lo que te paresca. Lo dejamos a tu criterio.

    saludos a todos

    ResponderEliminar
  7. Con agrado e leido la respuesta, nunca tuve la intencion de criticar el metodo de la redaccion, el cual me parece muy bueno, pero creo que los dos emos dejado muchas puertas aviertas sobre la cuestion, es mi intecion en esta semana profundizar mas sobre el tema(legalizacion o no del paco, que tiene que ver las jornadas interminables en las fabricas, la relacion de este gran tabu con un gobierno que se dice progresista, estc.) por lo demas dejo en sus manos mi historia y me pongo a disposicion de la redaccion para cualquier consulta.
    Saludos..bladymir

    ResponderEliminar
  8. gente: me parecio muy buena la nota y el comentario de bladymir. esta muy copado comenzar a debatir este tema seriamente y en clave de darle una perspectiva de clase.
    tengo acuerdo en lo planteado. es imprecindible combatir la raiz de lo que hace que un entretenimiento,muleta o escape se convierta en una enfermedad, que ademas de ocasionar una dependencia y en cierta medida una exclavizacion, arrastra a la muerte a miles de jovenes de la clase trabajadora.
    pero que podemos esperar en un sistema que lo unico que garantiza es el status cuo que favorece a una minoria que paracita y explota a la mayoria?
    nosotros los jovenes pagamos todos los costos y riesgos de lo que significa para nosotros un relax, un momento en el cual poder sentir un poco de placer neuronal, exponiendonos todo el tiempo a la persecuta continua del estado y la presion permanente de esta realidad, nos exponemos permanente a la mala calidad de las sustancias de las que disponemos exponiendonos incluso a cosas parecidas al veneno o que al menos te deterioran brutalmente la salud.
    la droga tambien diferencia en clases, mientras los de abajo tenemos dispnibles basura (paco, farmacos, y la peor calidad de todas las sustancias) los ricos acceden a sustancias muchisimo menos agresivas al organismo y disponen del mejor sistema de salud privado por si se pasan de rosca.
    una enorme cantidad de jovenes pobres son presionados tal brutalmente por la realidad que solo les queda disfrutar lo mas posible una juventud corta ante el panorama de un futuro de explotacion y alienacion en el mejor de los casos.
    por eso considero que debemos pelear por la legalizacion de todas las drogas pero para garantizar el acceso a sustancias que no expongan nuestra salud, para no soportar mas la persecusion constante, y luchar por un sistema de salud publica que pueda asistir seriamente a todos quienes caen presas de la adiccion y fundamentalmente debemos luchar para transformar la realidad a una dela cual no tengamos la desesperada necesidad de escaparnos. en definitiva debemos atacar los principios basicos en los que se basa este sistema de explotacion y miseria.

    mono

    ResponderEliminar
  9. No comparto la actitud de victimisar al obrero. Cada uno encuentra su felicidad de manera diferente.

    ResponderEliminar
  10. El obrero, tiene mas aspiraciones que concreciones. Mas allá, de las bodegas escondidas donde cada tanto encuentra diversión clandestina de alcohol y salame y queso, el obrero nace, vive y muere renegando de lo no tiene. Esto es justo, porque lleva adelante una vida injusta.
    Y es crudo, realmente crudo, afirmar que en la mayoría de los casos, el obrero trabaja 12 horas para ser retribuido con un salario que solo alcanza para alimentar su vientre y el de su familia. Y es así, esté legalizada o no la marihuana, el paco o la cocaína. Entonces solo se legalizarán las drogas, cuando los millones de obreros se organicen y tomen el cielo por asalto.

    ResponderEliminar