14 jul. 2012

El ultimo ROMANtico…

El ultimo ROMANtico...
 Homenaje a Roman y debate sobre el futbol

Voy a hacer lo posible por escribir esta nota sacándome la camiseta, aunque no sé si será posible. Trataré de dejar la azul y oro de lado para poder opinar lo más “objetivamente” posible. Sin embargo hay una camiseta que no me puedo sacar porque la tengo tatuada en la piel: La camiseta del futbol.


Hace más de 12 años, más exactamente el 24 de Mayo del 2000, quien escribe estaba en una de las tribunas de la bombonera. Ese día jugaban por cuartos de final de la Copa Libertadores, el clásico más importante del mundo (y no lo digo yo, sino pregúntenle a los Europeos), Boca vs. River. El primer partido había sido victoria para River por 2 a 1. Boca debía ganar en la bombonera por más de 1 gol de diferencia. El primer tiempo 0 a 0. Parecía que River se quedaba con el pase a las semis. Sin embargo, a los 10 minutos del segundo tiempo gol del Chelo Delgado. Luego el 10 marcó de penal, y faltando 5 minutos para el final, luego de entrar a una cancha tras 6 meses de una severa lesión, el loco Palermo marcó el tercero (fue la semana del famoso exabrupto del Tolo Gallego: “Si lo ponen a Palermo, yo lo pongo al Enzo”). Para ese momento, presencié una de las cosas más locas de mi vida. Vi llorar a miles de personas, en plena tribuna “Nº 12” . Sisi, muchachos como el “negro manguera”, famoso por hacerle el amor a una mesa de villar, llorando como un pequeñuelo. Yo no estuve al margen del lagrimón. Sin embargo, terminé de “quebrar” cuando vi el mejor caño de la historia. No podía creer lo que ese muchacho (el 10) le había hecho al pobre de Yepes (en semejante patido, con semejante “presión”). Se me cayó una lágrima de emoción… Hoy, 12 años después, tampoco puedo creer lo que ven mis ojos. Y voy a tomar textual lo que dijo hace unos días Ángel Capa: “El futbol abandonó hace mucho a Riquelme, y no al revés”.


Antes de seguir, un par de aclaraciones:

_ La primera: Es difícil hacer abstracción del deporte, como si estuviera encerrado en un termo. Que quiero decir? Que esta “defensa” de Riquelme se entienda en los ámbitos del futbol, nada más. Ya sé que es difícil abstraer al artista de su “vida concreta”. Ya sé que Riquelme gana la guita que gana un empresario y no un docente; ya se todo eso, pero aun así me permito defender al artista en este caso.
_ La Segunda: Repito, intentaré sacarme la camiseta. Por eso les comento otra anécdota (no bostera). Una de las veces que más me emocione en mi vida futbolera fue con la despedida de otro mago, el Enzo.
_ La tercera: Al escribir estas líneas me veo tentado constantemente a agarrar las múltiples aristas que hacen al mundo futbol: La económica (el negocio que significa, el mercado, etc. Hace poco salió una nota en Le Mond Diplomatique al respecto); la política (barras bravas, poder, dirigencia, etc.), la social (el “sentimiento” popular, los orígenes “de clase” del futbol); etc. Sin embargo esto puede ser para un libro pero no para una nota, así que hoy, dentro del “mundo futbol”, hablaremos de futbol.


Sigamos.


La “renuncia” de Román, es un grito de impotencia, un alarido de protesta, de “rebeldía” contra el futbol que nos toca ver. El 10 siempre fue un distinto, lamentablemente un distinto. Cuando el mundo futbolero le dice a Riquelme que es “diferente”, se lo dice como “algo bueno”; sin embargo ese adjetivo expresa la bancarrota de nuestro futbol actual. Uno es “distinto” del “resto” cuando asume que el “resto” es lo convencional, y lo convencional es un futbol mediocre. Cuantos Riquelmes hay hoy en el mundo? me atrevería decir que los contamos con los dedos de la mano, incluso en los marcos del fútbol mundial (Según la FIFA , juegan al futbol en el mundo 265 millones de personas).


Hace poco me hice una pregunta: Como se encuentra el fútbol desde los últimos 30 años a esta parte? Creo que si hacemos una encuesta, ganamos por mayoría quienes pensamos que el futbol está en franca decadencia, futbolísticamente hablando. En la actualidad, jugadores ya “veteranos”, muy lejos de la potencialidad y la gimnasia de los jóvenes que debutan, son estrellas. Riquelme, aun jugando “vacío”, es el mejor jugador del futbol argentino. Almeyda, aun ya retirado, era figura en River. Y podemos seguir: Verón, Palermo, El Bichi fuertes, Del Piero. Y varios etcéteras.


Por otro lado, desde los ochenta, el futbol pega un salto zarpado en su mercantilización. Un salto enorme, donde cada vez más, cada jugador es una pequeña empresa, un pequeño mercado. ¿Por que los jugadores “buenos” (a priori) vuelan a Europa ni bien tienen una buena temporada? Porque ahora el costo/beneficio de quedarme (“amor a la camiseta”) vs. irme (“billetera mata jugadores”) se fue al carajo. En las últimas décadas, cada vez más, los jugadores “exitosos” que deciden quedarse a “triunfar” en el ambiente local, son cada vez menos. A veces ni siquiera llegan a jugar en el país (Messi), y eso que acá les pagan lindo también… Hasta hay casos que los compran a los 3 o 4 añitos de vida. Un caso mas donde a la derecha le gusta bajar la edad de imputabilidad, si de lucrar se trata… Para la gran mayoría de los jugadores (sacando el puñado que triunfaba en Europa) en los años 50 o 60 (años dorados del deporte en el recuerdo, según Molfino y Vidaña) la “media” salarial de un futbolista de Primera (mucho peor en el ascenso), no variaba mucho del valor de un trabajador bien pago en el país. Hoy evidentemente no. La media se fue al carajo. Vale decir que si cada jugador es en sí mismo una “empresa rentable”, atada a ella su respectiva oferta y demanda, sus lobbys, sus accionistas, etc., como hace el jugador para separar el arte que practica, de la finalidad lucrativa del mismo.


La pregunta que surge entonces, es la siguiente: ¿Como puede ser que desde los últimos 30 años hasta la fecha la tijera se agranda cada vez mas? A mayor mercantilización del futbol, peor espectáculo artístico. A mayor inversión dineraria, peor futbol. Parece ridículo, invertir millonadas de dinero, y eso en lo que invertís es cada vez más feo…


Una hipótesis para resolver el enigma:


Basta comparar diferentes aspectos del futbol de hace un par de décadas, con el futbol actual para darnos una idea de algunos cambios. Cuando uno ve al Betito Alonso o al loco Houseman, no se lo imagina jugando hoy. “No darían 2 pesos por esos flacuchos”. El futbol actual trata a cada jugador como lo que es, una pequeña empresa a la que hay que invertirle, siempre y cuando esto sea redituable. Si es rentable, le invertimos. Hoy cada jugador tiene su traumatólogo, su nutricionista, su kinesiólogo, su psicólogo, su maquillador, su bróker, etc. En virtud de pretender hacer del futbol una ciencia exacta, atlética, cada jugador tiene consigo millones de horas de gimnasio, y eso se expresa hasta en la transformación de sus cuerpos. Las cosas cambiaron: En vez de pisada, potencia; en vez de habilidad, agilidad; en vez de velocidad mental, velocidad física; en vez de enganches, carrileros; en vez de wines abiertos, jugadores rústicos; en vez perspicacia, destreza; en vez de potrero y gambeta, anabólicos y fierros; en vez de barriletes cósmicos y toreros, Pedros picapiedras; en vez de enganches, dobles cinco... No queremos negar la importancia de la ciencia y la tecnología volcadas al perfeccionamiento del fútbol, pero al igual que en el punto anterior nos preguntamos: ¿El salto en calidad en la mercantilización del futbol en las últimas décadas redundó en un mejor espectáculo? Absolutamente NO. El salto en la robocopizacion de los jugadores ha redundado en mejor técnica individual? NO. La llamada época “Neoliberal” también fue nefasta para el fuchibol… Por todo eso, Riquelme no está feliz, y nosotros, los amantes del futbol, tampoco…


La seguimos la próxima. Sabemos que hay mucha tela por cortar, o mejor dicho mucho campo por correr (con la pelota al pie, eso sí).

Saludos.
El Trinche Carlovich


Pd: les dejamos algunas opiniones sobre este “pecho frío, lento, amargo, etc.” de Riquelme, escrita por tipos que no saben nada de futbol:
_ "Si yo fuera entrenador o pudiera hacer un equipo, Juan Román Riquelme jugaría siempre" (Zinedine Zidane, marzo de 2003).

_ "Le vi hacer cosas increíbles con el balón. Tiene talento y es un líder. Todo Brasil se quedó alucinado cuando enfrentó a Palmeiras por la Libertadores (semifinales 2001). Sólo un fenómeno hace lo que él hizo esa noche" (Ronaldo, julio de 2001).

_ "Tuve la suerte de coincidir... con él y compartir vestuario. Es un fuera de serie, sólo puedo decir eso. Como media punta es un número 1" (Andrés Iniesta, 2011).

_ "A veces parece fácil jugar al fútbol cuando está Riquelme" (Thierry Henry, 2008).

_ "Argentina tiene grandes jugadores, pero Román es diferente" (Lionel Messi, 2007).

_ "Antes de que me retire del fútbol, quiero jugar en Boca con Riquelme, Es el jugador del fútbol argentino que más me gusta" (Robert Pires, 2009).

_ "Riquelme ve jugadas tres tiempos antes que otro jugador" (Carlos Bianchi, 2003)

_ El loco Houseman (Entrevista): -¿Y a quiénes disfrutás ver? Al “diez”, del Barsa (…) Y al de Boca, Riquelme. Los únicos que me divierten. Una lástima lo de Riquelme. Ojalá que revea su postura, y vuelva a deleitarnos a todos. Aparte como jugador y como persona, un monstruo.

_ Ángel Cappa: “El futbol argentino abandonó hace mucho tiempo a Riquelme y no al revés. Es lógico que Riquelme se aburra y se canse de pelear por todo. Esta harto, tiene 34 años y no quiere pelear más solo contra todo el mundo. Que un jugador de los mejores del mundo este vacío, quiere decir que no está conforme con lo que hace. Lucha contra compañeros, contra el concepto del futbol… Pero llega un momento en el que él también quiere ser feliz”.

15 comentarios:

  1. Tristeza enorme que el heroe se haya cansado de pelear contra todos aquellos que impiden que el futbol sea una alegría!
    Salud al poeta, y ojalá encuentre la felicidad!

    ResponderEliminar
  2. Pero como? Que paso con el heladerazo que se hizo para pedir que siga y que tan bien reflejaron las páginas de Barcelona? En una de esas se arrepiente y sigue pero igualmente por las dudas ya le están lloviendo ofertas de africa (atenti con el Sahara F.C.) que ahí la están pasando mal.

    ResponderEliminar
  3. Chau Tristelme. Quedaste como un ridículo ante los ojos del mundo entero... tenés merecido el escarnio que te está devorando.

    ResponderEliminar
  4. Los troskosaurios que conocí, no muchos por cierto, odiaban el futbol como espectáculo y mucho mas el futbol como cultura totalizadora y totalizante, decían no sin razón, que estupidizaba aún mas a las inocentes masas proletarias. Si reconozco, que para no desentonar en la fábrica hablaban algo del tema muy por arriba. Me parecia respetable.
    Uds parecen esos mamertos de la tele.
    SALUDOS
    El Gauchito Gil
    PD: Ser bostero es ser peronista, católico y familiero.

    ResponderEliminar
  5. No sea atrasado gauchito viejo, que con su obtusa cabeza las masas deberían evitar el arte, la ciencia, el cine y demás....estos peronchos cuadrados que subestiman a las masas. Pucha! Todo avance lo usa el capitalismo, no por eso hay que terminar con la cultura. La libraremos de las garras de tus amigos, para el goce de las masas.

    Abrazos
    Clau

    ResponderEliminar
  6. Nunca fui un fodbolero, siempre entendí poco del tema técnico y profesional, pero si soy un amante de practicarlo y jugarlo, como si de eso dependiera alguna copa o la fortuna de alguno querido, a esto le sumo que no veo partidos como muchos gustan, pero en este no pelota encontré, por el fanatismo de mi hermano bostero, algo de digno de admiración, esa figura Inti estética medio deshilachado y escupidor, de pocas palabras pero preciso, ese hombre siempre me atrapaba cuando la pelota estaba en sus pies, como se notaba que e partido lo organizaba el, desidia como si estuviera arriba y la cancha fuera un tablero de ajedrez . ¡!Que destreza!!, ¡!cuanta habilidad!!, esas gambetas que uno solo puede disfrutar en el potrero, con los pibes del barrio viendo a los buenos sin ningún otro futuro que la obra o la dura fabrica, si la suerte es buena, ese Román me hizo sentir cosas por la pelota que nunca nadie logro, no soy hincha de boca ni mucho menos, si existe el termino, soy riquelmista. Las palabras de esta nota son mas que certeras y de respeto, un interesante análisis de la historia del fútbol que espero se siga desarrollando e historiando para develar esa nube de pasión y negocios que envuelve al fútbol y poner cada cosa en su lugar para saber bien donde pegar y con un poco de magia la pelota entre y de el toque angular para tirar a la mierda la basura de capital que todo arruina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con respuestas como estas dan ganas de seguir escribiendo.

      Eliminar
  7. Gauchito, si hablamos de futbol por arriba es porque estamos laburando, cosa que ustedes no hacen, porque entre los chanchuyos que tienen con el sindicato esta incluido que otros laburen por ustedes.

    Borelli

    ResponderEliminar
  8. pensaba...mientras leia el post buscando alguno de los tantos momentos sublimes que ha dado Román a quienes disfrutamos del futbol...una ves en la bombonera viendo Boca-Talleres lo vi poner bajo la suela la bocha y llevarla pisando hasta el corner contrario,eran como 5 tratando de quitarsela y el tipo como si nada,la llevo como quiso,SUBLIME ROMAN!;me acordaba cuando lo vi en casa amarilla,en un picadito con los demás jugadores,y aunque los otros le devolvian ladrillos,ROMAN tiraba siempre paredes,y la pelota cuando le llegaba parecia amansarse,era otro ritmo...otro andar...era arte!yo no vi en vivo a Maradona ni a ningun otro "mostro"del futbol,solo a ROMAN,y me enamoró...no volví a ver a un tipo que trate tan bien la bocha,que juegue siempre igual,en el patio de su casa,en la Bombonera,en Brasil,en japón o donde sea...y si era poesia...por eso opino que fué el mejor de su tiempo,y que de los 10 esos "distintos"los que tiran caños,los que gastan a sus rivales haciendolos "bailar",ir y volver,que le vean el numero(no por velocidad,sino por como la aguanta)de esos distintos..ROMAN fué el último...solo queria dejar esto al pasar...

    ResponderEliminar
  9. gauchito gil : el futbol como arte y no como negocio .
    para muestra toma el comentario de lorena gentile obrera de kraft y del pts !segui participando sos bastante de derecha ,de esa derecha lopez rega casi .un gorila del general .
    K

    ResponderEliminar
  10. Lore, que lindo comentario. Coincido con vos. Yo también frecuento la bombonera, y me pasa lo mismo con Román. Soy hincha de Boca; Miro miles de partidos todos los fines de semana, y cuando termina el ultimo me digo para que corno los mire? No se ven 2 pases seguidos. Esquemas defensivos. Técnicos que especulan. Puras defensas y volantes defensivos. Partidos trabados, mal jugados… Que mal que se juega por favor…Mejor ejemplo que el nuestro imposible. Un técnico que pone a un exquisito como Erviti a recuperar pelotas en la mitad de la cancha. Yo lo llegue a ver al Diego en la bombonera, aunque agarre su últimos partidos, con lo cual no vi al mejor Maradona. Yo se que a quienes no son de Boca y no tienen la capacidad de sacarse un segundo la camiseta para hablar de futbol, les cuesta reconocer a Riquelme. En mi caso recuerdo solo 2 ejemplos donde en una final (repito, una final), un jugador la juegue como si estaría en el patio de su casa jugueteando con su hijo. Uno es el caso de Zidane en la final del mundo jugando para la selección Francesa; El otro es el de Román en la final contra los “Galácticos” del real Madrid en el año 2000. En el equipo español estaban jugadores como Hierro, Roberto Carlos, Makelele, Raúl, Figo, Morientes… Ese partido creo que lo vi unas 5 o 6 veces ya, solo para ver lo que hizo Riquelme, y al día de hoy no lo puedo creer. En un momento pense que el tipo los estaba cargando, que se quería burlar de los rivales. Después de ver varias veces las jugadas me di cuenta que no, el tipo se estaba divirtiendo, lo cual es diferente…
    Cuando faltaba poco para terminar el partido, en un momento que estaba el partido parado, Raúl se le acerco a Riquelme y le dijo: “Tío, este es tu partido, te felicito”. Eso fue textual. Cuando el partido terminó 2 jugadores del Real se pelearon (literalmente) por la camiseta de Román.
    Hoy me dan pocas ganas de ver futbol. Los 2 últimos años prácticamente iba a la cancha a verlo al 10. Para el próximo post prometo un análisis del futbol agarrando los terribles negociados, y como el capital cada vez que mete sus tentáculos en el arte, es para arruinarlo.


    Un beso


    El Trinche Adrián Carlovich


    Pd: Para los amantes de las anécdotas les regalo una: Maradona se retira el 25 de octubre de 1997, en el partido que Boca derrotó como visitante a River por 2 a 1, siendo reemplazado en el entretiempo por… chan… Juan Román Riquelme. El segundo gol de Boca lo hizo… chan… Martín Palermo. Ese sería además su último partido oficial, ya que anunció su retiro del fútbol profesional el mismo día de su cumpleaños número 37, el 30 de octubre.

    ResponderEliminar
  11. Riquelme vs Real Madrid, año 2000.

    http://youtu.be/mKABcI9mMV4

    ResponderEliminar
  12. Mmmm... ¿El mejor clásico del mundo?, ¿dicho por los europeos?. Fue justamente cuando se empezó a dar manija con esa etiqueta neoliberal que a los visitantes se les empezó a dar pocas entradas (como en Europa)y se perdió desde mi punto de vista el atractivo que tenía el clásico.

    ResponderEliminar
  13. Muy bueno.....mientras iba leyendo se me pasaban mil jugadas que pude disfrutar en la cancha, por tele o radio, sisi, Riquelme te hacia vibrar hasta escuchandolo por radio. Roman es el mejor porque es de los pocos que entiende que al futbol se juega con la cabeza y no con los pies.
    Gracias Roman por todos los momentos vividos¡¡¡¡¡

    PD: agradeceria que ignoraramos a un monosinaptico bineuronal que se las da de gauchito y nunca se embarro las alpargatas.

    Juan...desde la patagonia.

    ResponderEliminar
  14. Así se llama el libro de Román Iuch sobre la vida de Marcelo Bielsa.

    ResponderEliminar