19 mar. 2012

Varieté Roger Waters


Obscured By Clouds

El lunes pasado, día que el portal web saturadisimo me fechó para asistir al show, tuve la mala suerte de que manso chaparron se largase, con todos los problemas técnicos y humano que ellos acarrea. Pero el show no se suspendía aunque llueva, truene o relampaguée.
Es propio del show unos efectos alucinantes, que son de tan noble
producción que engañan a nuestros sentidos, y uno anda como un boludón
buscando helicópteros que uno imagina, nomás de oír tan bien realizado
aletear, con el plus de la magia del surround.
Pero aquella noche la naturaleza tuvo la gentileza
de aportar un par de refucilos que dieron un toque inimitable, con
truenos explotando en las nubes que volaban sobre el estadio, todos
agradecimos haber asistido esa noche, donde pese a la lluvia, el show
había tenido momentos muy pero muy bien logrados.

Ridding The Gravy Train

Waters amagó un seductor izquierdismo nacionalista con sus
afirmaciones sobre la soberanía argentina respecto a las islas
Malvinas. Después se retractó, el muy logi, para deshacerse en excusas
vagas y difusas. Así y todo, Cristina lo invito a una reunión donde la
clave era la foto, y mister Waters accedió complacido, como también
hizo con Macri.
Pero nada de esto impidió que se proyectase la
leyenda: “ni en pedo” ante la interrogante de la canción “Mother,
should I trust the government?”
¡No dark sarcasm in the classroom!

Wish You Were Young

Durante esa misma canción (Mother) se proyecta una vieja filmación de
un recital de Pink Floyd. Entonces Waters Viejo y Waters Joven
confluyen en la escena, aportando la nostalgia que faltaba a la sonata
edipista (véase Pink Freud) y melancólica . Sobre el final, se amagan
las notas de la introducción de “Deseo que Estés Aquí” ¿Una perspicaz
alusión al ausente David Gilmour? Si, aparte es imposible obviar que
Waters se trajo a un señor que canta igualito por no decir que lo
imita bastante bien.

La Ola

La ola es difícil de que surja, pero al final termina saliendo. Copa
la tribuna y da la vuelta a la cancha, ver la coordinación de esa
masa de gente, en un estadio donde todas las bandejas “hinchaban” para
el mismo lado, fue un gusto. El problema de la Ola es empezarla, pero
una vez que esta en marcha, solo el aplauso triunfal la detiene.

Agradecimientos

Waters le agradeció -también- a Ernesto Sábato. Cuando escuche que
mencionaba al escritor, pensé que había flasheado. Pero mi vecino de
asiento numerado -un jovensuelo bien piola- que pese a estar bien
mao, escucho también la mención a Sábato. Como es poco probable que
dos fumetas coincidan en su flash, doy por sentado que Waters habló de
Sábato y ahora que lo pienso, es una obviedad, porque Sobre Héroes Y
Tumbas tiene muchos puntos en común con The Wall, un ejemplo entre
miles podrían ser: las florcitas que riñan danzando representan muy
bien la relación entre Alejandra y Martín.

Good Bye, Blue Sky

Durante esta canción un millar de bombarderos arrojaban proyectiles,
que en realidad eran símbolos religiosos, empresariales y políticos.
Entre estos últimos, se podía ver la hoz y el martillo, símbolo nacido
de la revolución de Octubre; luego usurpado por quienes la
traicionaron.
Quienes gusten o sigan lo que hace e hizo Waters, y además, piensen como yo, recordaran esa triste presentación de The Wall celebrando la reunificación de la Alemania capitalista, inclusive con el ejercito Yanky de invitado. Sin redundar sobre la visión anti
totalitaria y demás pantuflas políticas, que otros ya muy bien han
marcado, solo quiero agregar que la impactante denuncia que la
película tuvo en su momento, se licuo en una psicodelia proyectada,
perdiendo fuerza, y lo que quedo bueno, es un asunto bastante
escéptico, y los sucesos mas esperanzadores, de las luchas que
internacionalmente marcan las primeras resistencias obreras y
estudiantiles, quedaron del otro lado de la pared.

Welcome To The Machine

Decía, a mi siempre mi pareció que la película describía de una
manera genial la alienación humana. Obviando por completo el trabajo,
pero describiendo casi todos los rasgos característicos de la
civilización capitalista. No solo la guita, ni la guerra ni demás
ejemplares sobresalientes de la barbarie capitalista sino también los
efectos sobre los individuos y las relaciones humanas. Y por eso, es
que no solo me dedique a mirar y escuchar al show sino también
al público que allí estaba y me dieron ganas de tirarme de espaldas a
que me ataje la pared.

Chipote Chillón

1 comentario:

  1. Increíble, por más contradictorio que sea el flaco rogelio- me quedó la imagen de todo el estadio y show auspiciado por Coca-cola y el Capitalism proyectado en el muro con la tipografía cocacolesca... y bueno, será como dice una amiga al excusarse, "la coca es roja, así que todo bien"
    fuera de eso, la verdad, no le puedo reprochar nada si trae semejante disco con semejante espectáculo.
    Increíble también lo de los helicópteros... ese sonido!!

    Saludos y salud al blog!

    ResponderEliminar