7 nov. 2011

Para una garza que le decían Sosa

Al río que todo lo arranca lo llaman violento, pero nadie llama violento al lecho que lo oprime. Linda frase, me llego de casualidad en la firma de un mail, su autor es el querido Bertolt Brecht. Muy ingenioso por cierto, teniendo también otras muy buenas: Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad.

Sigamos con Bertolt, que aunque no es un posteo sobre él (la idea era escribir sobre los bancos) vale la pena seguir difundiendo algunas de sus frases. Un hombre debe tener por lo menos dos vicios, uno solo es demasiado. ¡Amén hermano!. A ver otra: Estar contra el fascismo sin estar contra el capitalismo, rebelarse contra la barbarie que nace de la barbarie, equivale a reclamar una parte del ternero y oponerse a sacrificarlo. Vamos bien, espero no aburrir, tengo que mantenerlos frescos hasta que hablemos sobre los bancos. Muchos jueces son absolutamente incorruptibles; nadie puede inducirles a hacer justicia.

Impecable sin dudas, hace un tiempito este tipo de cosas eran parte del sentido común y ser juez era (a los ojos de la gente) ser culpable hasta que se demuestre lo contrario. Y no era para menos: ser juez, político, cana; todo a la misma bolsa podrida de los “representantes” del poder. 19 y 20, nos quieren separar pero no nos alejamos. Se van a cumplir pronto diez años de aquella heroica irrupción de masas, no matamos al sistema pero le dimos una linda patada en las partes nobles. Luego llegó el kirchnerismo con la bolsa de rolitos y aquí estamos, recordando las verdades elementales (casi un sentido común en aquel momento) de la juventud de diciembre.

Por eso, tenemos que hablar, aunque sea como ejemplo, sobre los bancos. Ellos realizaron el gran robo del siglo en la Argentina, en lo que quedó en la historia como “el corralito”. El gobierno de De La Rua venía tecleando y Cavallo organizó una confiscación de ahorros a gran escala que colmó la paciencia de miles de personas. Muchos peces gordos supieron de la movida y se llevaron la guita. A los ahorristas los chorearon a lo grande sin ningún consuelo. Este fue uno de los detonantes del 2001, y la clase media y los ahorristas uno de sus protagonistas.

Los ahorristas eran una banda iracunda en aquel momento. “Chorros, chorros, chorros; devuelvan los ahorros” (esta no es de Bertolt pero lleva su elocuencia, mas lo certero y conciso de un cantito de masas). Los ahorristas eran verdaderos vándalos, destrozaban las sucursales bancarias y los recorridos por el microcentro eran todo un espectáculo. Los bancos ya no sabían que hacer, pegarle a la clase media no era buena idea, así que las sucursales empezaron a parapetarse detrás de grandes chapones, que después de arduas batallas, lucían sus buenas heridas de guerra.

Duhalde pesificó los ahorros de la gente (1 a 1,4) para que su sucesor tenga el tema del corralito solucionado. Los ahorristas seguían enbroncados (puse dólares quiero dólares) y protagonizaban acciones, cacerolazos y asambleas. Dicen por ahí que donde hay fuego debe existir un bombero y en todo este quilombo, el humorista Nito Artaza intentó transformarse en la cara visible y liderar aquel movimiento. Un chiste malo; algún que otro trasnochado sugirió que Nito es Piquetero y todos nos reímos un rato, para no llorar; ya que la situación era un chiste de mal gusto y los bancos, ladrones, piratas, estafadores pasaron a perfil bajo hasta que baje un poco la marea.
Hoy, algunos años después, los bancos son parte del frenesí del crecimiento, aprovechando la situación para su usura descarada, con créditos, tarjetas, intereses, etc. Manga de ladrones, hacen propagandas simpaticonas con la parejita treintañera del Galicia o el Superprestamo del Santander-Río viniendo en nuestro auxilio. Pura fantasía, los bancos (ostentosamente imperialistas además) le cobran sus buenas tasas al pobre hombre sin vivienda, que depende del crédito para salirse del alquiler, porque no tiene casa, lo desplumaron con el corralito y la pesificación, y después le devaluaron el salario. Para colmo, pintó la inflación.

La Asociación de Bancos de Argentina, no fue a la plaza, pero igual festejó la reelección de Cristina: Dicen en un comunicado “Con ese fin, ABA apoya el llamado a la `unidad nacional´ formulado en la víspera por la Sra. Presidenta, como una forma de encauzar las energías hacia ese objetivo ansiado y compartido por toda la sociedad.”

Estos empresarios bien se merecían un ajusticiamiento callejero, los muy cobardes se fueron haciendo los sotas y ahora que la andan juntando con pala, hablan de la sociedad. Si tanta consideración nos tienen, devuélvannos la plata que nos chorearon y no olviden el interés correspondiente por todos estos años de crédito que nos han robado. Si no, vamos a tener que cobrar la deuda con sus casas, sus ostentosas oficinas, sus coches importados y su lujo tan vulgar. De paso, expropiarlos de una vez por todas y ahorrarnos su lloriqueo para que el gobierno vaya en busca de un rescate financiero, como hacen sus parientes norteamericanos o europeos.
Ultima frase de Bertolt: peor que robar un banco es fundar uno.

El último Dodo

4 comentarios:

  1. La nota es de una candidez enternecedora, llena de dulces deseos y de esa noble indignación justiciera que los caracteriza.Estan entrando en una etapa moralista de izquierda, bastante lógica por cierto ante este mundo tan feo.
    Saludos
    El Gauchito Gil.
    PD: Mano a mano con muraya.

    ResponderEliminar
  2. hubo otro aporte desde los bancos durante el 19 y 20... desde adentro le tiraban por la espalda a la gente que marchaba hacia la plaza de mayo... Desde el Hsbc por ejemplo... en ese caso un custodio que era ex policía... tipos asi fueron en las listas de la Cris... pese a que el Gil quiera ridiculizar a la izquierda, nada es más ridículo que tener en una misma lista a d'elía y al comisario de la boca que lo denunció por la toma...y pretender que esa "armonía de clases" es sustentable...

    ResponderEliminar
  3. gauchi, una última cosita. qué opinas de Obama y de "querida amiga" Hillary?
    y del aborto?
    no hace falta que contestes en forma de payada eh!

    ResponderEliminar
  4. Estimado troskosaurio cacapunk: estoy a favor del aborto retroactivo en particular para la mamá de Obama extensivo a la de ilari.
    Saludos.
    El Gauchito Gil
    PD: la payada me la tiene hinchada.

    ResponderEliminar